Blog

Nuestra experiencia en Mercados y Pop-Ups Stores

Nos gustaría comenzar la andadura del blog de KARCAJ hablando sobre nuestra experiencia en mercadillos, markets y Pop-Ups Stores a los que hemos acudido durante el año pasado.

En total, fuimos a más de 15 desde que echamos a andar con la empresa en febrero de 2019, siendo el Mercado de Diseño al que más ediciones fuimos, con cuatro participaciones. También repetimos en otros mercados y Pop-Up Stores; haciendo la mayoría de ellos en Madrid y unos pocos (y muy interesantes) fuera de la capital.

Tras todo un año de experiencia vendiendo en estos puestos físicos, en enero nos hicimos internamente las siguientes dos preguntas:

¿Merece la pena ir a estos markets? En nuestro caso la respuesta es depende, con una clara tendencia hacia el no.

¿Repetiréis este año? No, salvo excepciones muy concretas.

Para no alargar el post con mucho texto, resumiremos en puntos principales las ventajas y desventajas de acudir a los mercados físicos a vender y promocionar tu marca y productos.

VENTAJAS:

  • Se vende. Sí, aunque parezca una obviedad, en la mayoría de mercados y Pop-Up Stores se vende. Otro cantar es la cantidad y el dinero real ganado quitando las horas y los costes.
  • Conoces mucha gente y haces contactos. Para nosotros, este es el punto más positivo de toda nuestra experiencia. Conoces gente majísima, aprendes un montón de ellos y, además, puedes hacer contactos muy interesantes para tu negocio si se acerca la persona adecuada.
  • Aprendes sobre tu producto. Los markets son un muy buen termómetro para saber si tu producto gusta, al público que le gusta y los fallos y posibles mejoras a realizar.
  • Cercanía con el cliente. Es un punto muy positivo ver a gente que realmente entiende y valora lo que vendes.
  • Puedes hacer mucho dinero. Aunque no fue, por desgracia, nuestro caso en ninguno de los mercados que fuimos; sabemos de buena tinta que, yendo al sitio adecuado y con el producto concreto, se puede ganar bastante dinero.
  • Te diviertes. En general te lo pasas muy bien, ya estés vendiendo tanto como para comprarte un Bugatti o aunque solo sea para pagar la gasolina de ida y vuelta.

DESVENTAJAS:

  • Tiempo. Sin duda, es para nosotros el factor determinante por el que hemos decidido descartar el 99% de los mercados. Se gasta una cantidad muy grande de tiempo que, en nuestro caso, creemos más rentable invertir en otros aspectos, ya sean laborales o personales.
  • Costes. Tanto en horas como en dinero, los mercados no son baratos (especialmente los más importantes), y el factor coste del evento + horas + producto, nunca nos ha salido suficientemente rentable.
  • Muy volátiles. En un mismo mercado, ocurre que en una edición puedes arrasar y en otra ver con estupor cómo no entra público comprador y te quedas con cara de póker. Además, hay que tener muy en cuenta a la hora de acudir a los mercados que estos varían completamente de uno a otro y mientras uno puede salir muy bien, habrá otro que vaya peor.
  • Frustración. Durante los mercados hay un sentimiento de innegable frustración cuando no alcanzas los objetivos previstos.
  • Cara al público. Aunque, como hemos señalado anteriormente, tiene su punto positivo; tienes que ser muy consciente de que estar de cara al público no siempre es fácil y desgasta mucho. Es especialmente irritante la gente qué critica sin más y que, simplemente, te hacen perder el tiempo.

CONCLUSIÓN

Todos estos puntos están basados, y es importante recalcarlo, en nuestra experiencia concreta vendiendo nuestras carteras. Es decir, del mismo modo que nosotros hemos sacado estas conclusiones tras un año acudiendo a distintos eventos para vender en físico; otras marcas seguramente hayan extraído unas completamente diferentes.

Sin embargo, sí que debemos puntualizar que gran parte de los expositores con los que hemos hablado en mayor profundidad no han obtenido de la mayoría de los mercados la rentabilidad esperada y, al final, haciendo la suma de horas invertidas, más costes del evento y del propio producto que estamos vendiendo; es difícil que salgan las cuentas.

Al final, el negocio es lo principal y si no obtienes un beneficio real, nuestra recomendación es ser muy selectivo con los mercados a los que se quiere ir para evitar desperdiciar recursos que pueden ser muy útiles en otras áreas de tu negocio.

Suscríbete a nuestra newsletter si quieres recibir ofertas y promociones.